• Inicio

  • Esta es la página índice del foro
Advertisement
Ataquesdepanico
Para todas aquellas personas que sufran ataques de ansiedad o ataques de pánico.
Este foro tratará todos esos aspectos relacionados

Moderadores: LuisCortes, Rampage

 #5048  por Eulora
 Vie, 16 May 2014, 04:42
He contado mi historia en el subforo pertinente, pero hay algo en concreto del cual me da un poco de verguenza hablar, y como me he negado a buscar información por ahí, no sólo porque lo diga el método, si no porque ya viví al principio la sobrecarga relacionada con búsqueda de información, prefiero que otras personas que hayan pasado, o estén pasando por esto me aconsejen, si pueden. :oops:

Sé que puede sonar una banalidad, en comparación a todos los demás pensamientos, miedos y síntomas que nos rondan a los que sufrimos de ansiedad, pero creo que casi todo lo llevo controlado, menos las ganas de hacer cosas que antes de esto me apetecían.

Podría poner una infinidad de ejemplos, pero en casi todos, la solución es la misma : obligarme a ello.

Eso me pasó al principio, cuando tenía miedo a salir del refugio en el que había convertido mi casa. Me daba miedo ir a hacer la compra, pasear al perro. ir al cine.. no era solo miedo, porque aunque tuviera claro que no iba a pasar nada, me sentía muy desmotivada y estaba más a gusto tirada en el sofá viendo la tele. Pero de cuando en cuando me obligaba (yo misma o mi pareja), a salir y tener la rutina habitual, de modo que ahora esas cosas no me parecen tan importantes, y las hago sin problema aunque no existan unas ganas iniciales.

Pero para mi el problema ahora, es en el aspecto sexual. Yo era una persona activa en ese sentido, tenía ganas, como todo el mundo, y me lo pasaba muy bien con mi pareja, y, dicho sea de paso, es algo que te une a quien quieres, o almenos yo lo veía así. Esta no es una acción que se pueda hacer sin ganas, por eso digo que no puedo simplemente "obligarme a ello" como hago con otras cosas. Si trato de obligarme, luego me siento mal, la experiencia no es cómo debería ser (ni para mi, ni para mi pareja), y por tanto, menos me apetece en otra ocasión. Me siento muy culpable por tener malas rachas y dejar de lado este aspecto de la relación de pareja. Encima le podemos sumar el hecho de que me he vuelto más esquiva emocionalmente... siempre he sido una persona romántica, cariñosa.. y ahora un beso o una caricia me cuesto mucho darla y recibirla. Pero un beso o una caricia, cuesta menos ofrecerla.

Sé que mi pareja está muy frustrado con esto. Me ha apoyado todo este tiempo al 100%, trata de entenderme contínuamente, pero es imposible no sentirse despreciado en la relación si apenas me acerco y si el 90% de las veces me niego a mantener relaciones, por falta de ganas, o por agobiarme derrepente. El caso es que no tengo miedo a mantener relaciones.. tengo mis momentos buenos, en todos los aspectos, incluyendo en el sexual, y me apetece y le busco.. pero son claramente menos frecuentes que los momentos malos. Y aunque haya una semana buena, a veces simplemente es que hay 0 ganas por mi parte. Él me ve bien en los demás aspectos, y no lo entiende. Yo tampoco, así que nisiquiera puedo tratar de explicarle para que no se sienta rechazado. Esto provoca reproches por ambas partes: él me hace sentir culpable porque cree que ya no me atrae, y desconfía de si acaso fantaseo con otra persona, y yo le reprocho que no me entienda y no sepa tener paciencia, o que no valore los momentos en los que sí estoy dispuesta y con ganas.

En esos momentos, todos los pasos que he dado en ese aspecto, es como si se echaran por tierra. Entiendo que las relaciones sexuales conforman una parte importante de la pareja, más cuando aún somos jóvenes, tenemos el tiempo, la salud física, etc. Pero me duele porque a veces tengo la impresión de que para él es lo más importante (sé que no es así realmente, ojo), y entonces me siento agobiada, culpable, y nuevamente con miedos.. a perderle porque se harte de mi desgana, a que me engañe para satisfacer algo que cuando yo estaba bien no le faltaba. Seguramente, él tenga los mismos miedos, y sin tener ansiedad. Me imagino que piensa que ya no me atrae, que teme que me acabe fijando en otro.. porque todo esto ha hecho que su autoestima baje.

Así que es más fácil que estemos enfadados y esquivos el uno con el otro. Yo interpreto cada acción cariñosa por su parte como un acercamiento sexual y me ofendo, y al mismo tiempo me alejo para que no interprete mis señales como ganas de un encuentro sexual, y entonces nisiquiera recibe mi cariño. Es un círculo que nos está dañando a los dos, y no se cómo ponerle remedio, como recuperar las ganas en ese sentido y hacerle ver que me sigue gustando... porque efectivamente me sigue gustando, me sigue pareciendo tan guapo y atractivo como el primer día. Solo es como si la mayor parte del tiempo yo no tuviera ningún apetito sexual, pero ni por él, ni por nadie. Cero.

¿Algún consejo para esto? ¿Debería tratar de obligarme a pesar de que luego me sienta un poco mal? Desde luego, a veces siento que es peor el menosprecio que le hago al rechazarle, que prestarme a mantener relaciones sin ganas y luego sentirme como "sucia", porque me es más sencillo buscarle una razón de ser a lo segundo, que a lo primero.
 #5056  por DavidG
 Vie, 16 May 2014, 12:53
Eulora escribió:He contado mi historia en el subforo pertinente, pero hay algo en concreto del cual me da un poco de verguenza hablar, y como me he negado a buscar información por ahí, no sólo porque lo diga el método, si no porque ya viví al principio la sobrecarga relacionada con búsqueda de información, prefiero que otras personas que hayan pasado, o estén pasando por esto me aconsejen, si pueden. :oops:

Sé que puede sonar una banalidad, en comparación a todos los demás pensamientos, miedos y síntomas que nos rondan a los que sufrimos de ansiedad, pero creo que casi todo lo llevo controlado, menos las ganas de hacer cosas que antes de esto me apetecían.

Podría poner una infinidad de ejemplos, pero en casi todos, la solución es la misma : obligarme a ello.

Eso me pasó al principio, cuando tenía miedo a salir del refugio en el que había convertido mi casa. Me daba miedo ir a hacer la compra, pasear al perro. ir al cine.. no era solo miedo, porque aunque tuviera claro que no iba a pasar nada, me sentía muy desmotivada y estaba más a gusto tirada en el sofá viendo la tele. Pero de cuando en cuando me obligaba (yo misma o mi pareja), a salir y tener la rutina habitual, de modo que ahora esas cosas no me parecen tan importantes, y las hago sin problema aunque no existan unas ganas iniciales.

Pero para mi el problema ahora, es en el aspecto sexual. Yo era una persona activa en ese sentido, tenía ganas, como todo el mundo, y me lo pasaba muy bien con mi pareja, y, dicho sea de paso, es algo que te une a quien quieres, o almenos yo lo veía así. Esta no es una acción que se pueda hacer sin ganas, por eso digo que no puedo simplemente "obligarme a ello" como hago con otras cosas. Si trato de obligarme, luego me siento mal, la experiencia no es cómo debería ser (ni para mi, ni para mi pareja), y por tanto, menos me apetece en otra ocasión. Me siento muy culpable por tener malas rachas y dejar de lado este aspecto de la relación de pareja. Encima le podemos sumar el hecho de que me he vuelto más esquiva emocionalmente... siempre he sido una persona romántica, cariñosa.. y ahora un beso o una caricia me cuesto mucho darla y recibirla. Pero un beso o una caricia, cuesta menos ofrecerla.

Sé que mi pareja está muy frustrado con esto. Me ha apoyado todo este tiempo al 100%, trata de entenderme contínuamente, pero es imposible no sentirse despreciado en la relación si apenas me acerco y si el 90% de las veces me niego a mantener relaciones, por falta de ganas, o por agobiarme derrepente. El caso es que no tengo miedo a mantener relaciones.. tengo mis momentos buenos, en todos los aspectos, incluyendo en el sexual, y me apetece y le busco.. pero son claramente menos frecuentes que los momentos malos. Y aunque haya una semana buena, a veces simplemente es que hay 0 ganas por mi parte. Él me ve bien en los demás aspectos, y no lo entiende. Yo tampoco, así que nisiquiera puedo tratar de explicarle para que no se sienta rechazado. Esto provoca reproches por ambas partes: él me hace sentir culpable porque cree que ya no me atrae, y desconfía de si acaso fantaseo con otra persona, y yo le reprocho que no me entienda y no sepa tener paciencia, o que no valore los momentos en los que sí estoy dispuesta y con ganas.

En esos momentos, todos los pasos que he dado en ese aspecto, es como si se echaran por tierra. Entiendo que las relaciones sexuales conforman una parte importante de la pareja, más cuando aún somos jóvenes, tenemos el tiempo, la salud física, etc. Pero me duele porque a veces tengo la impresión de que para él es lo más importante (sé que no es así realmente, ojo), y entonces me siento agobiada, culpable, y nuevamente con miedos.. a perderle porque se harte de mi desgana, a que me engañe para satisfacer algo que cuando yo estaba bien no le faltaba. Seguramente, él tenga los mismos miedos, y sin tener ansiedad. Me imagino que piensa que ya no me atrae, que teme que me acabe fijando en otro.. porque todo esto ha hecho que su autoestima baje.

Así que es más fácil que estemos enfadados y esquivos el uno con el otro. Yo interpreto cada acción cariñosa por su parte como un acercamiento sexual y me ofendo, y al mismo tiempo me alejo para que no interprete mis señales como ganas de un encuentro sexual, y entonces nisiquiera recibe mi cariño. Es un círculo que nos está dañando a los dos, y no se cómo ponerle remedio, como recuperar las ganas en ese sentido y hacerle ver que me sigue gustando... porque efectivamente me sigue gustando, me sigue pareciendo tan guapo y atractivo como el primer día. Solo es como si la mayor parte del tiempo yo no tuviera ningún apetito sexual, pero ni por él, ni por nadie. Cero.

¿Algún consejo para esto? ¿Debería tratar de obligarme a pesar de que luego me sienta un poco mal? Desde luego, a veces siento que es peor el menosprecio que le hago al rechazarle, que prestarme a mantener relaciones sin ganas y luego sentirme como "sucia", porque me es más sencillo buscarle una razón de ser a lo segundo, que a lo primero.
Buenas Eulora, todo lo que nos cuentas, nos ha pasado a muchos, sobretodo cuando sufrimos ansiedad. Además de que la ansiedad ya de por si hace que tengas menos ganas de sexo. Mi consejo es que hagas aquello con lo que te sientas agusto, y tu pareja debe entender que le sigues atrayendo solo que hay temporadas en que el cuerpo no le apetece hacer ciertas cosas. Y si no lo entiende hacerlo comprender, y pídele paciencia y entendimiento. También piensa que si te obligas al final ni tu ni el estáis agusto, así que haz lo que tu creas que vaya a sentirte bien y no te preocupes por lo demás. Verás que cuando la ansiedad se pase sentirás esas ganas de nuevo y lo verás todo con mejor claridad.
 #5067  por Eulora
 Vie, 16 May 2014, 19:49
Gracias David. Pero por desgracia es algo que ya hemos hablado, incluso en terapia con la psicóloga. Y aunque al principio lo entiende, mi actitud acaba cansándole, y es totalmente comprensible.

Trato de ponerme en su lugar, y es verdad que visto desde fuera, la ansiedad no se comprende del todo. Creo que no hay nadie que no la haya sufrido, que pueda entender lo que se nos pasa por la cabeza, pero en el momento es frustrante que alguien que te quiere no pueda entender la reticencia que tenemos a hacer algunas cosas.

Además, para mi tratar de explicar esa situación en concreto con palabras es muy dificil. Ni yo misma consigo comprender porqué no tengo ganas, pero no sólo en el aspecto sexual, si no simplemente salir determinado día. Y más me hunde, porque veo que me queda mucho camino por recorrer.

Lo peor es tener las rachas buenas, pensar que se está dejando la ansiedad atrás y que la vida vuelve a ser más o menos como la de antes (no del todo, no creo que nunca vuelva a ser la misma tras pasar por esto.. pero no es algo negativo, todo lo contrario desde mi punto de vista), y de un día para otro, volver a caer sin ningún motivo aparente.

Anoche mismo, todo iba bien. Empezaba a pensar que por fin había logrado controlar los pensamientos negativos, deshacerme de ellos o en su defecto, dejarlos pasar y encontrarme bien en pocos minutos.. pero esta vez no pude, y tuve que recurrir a un diazepan. Pero bueno, hoy estoy mejor y trato de buscar el motivo de este brote.. creo que ya entendí a qué fue debido, entonces podré trabajar en ello y evitar que me pase en otra situación del estilo.
 #5141  por DavidG
 Mar, 20 May 2014, 14:32
Eulora escribió:Gracias David. Pero por desgracia es algo que ya hemos hablado, incluso en terapia con la psicóloga. Y aunque al principio lo entiende, mi actitud acaba cansándole, y es totalmente comprensible.

Trato de ponerme en su lugar, y es verdad que visto desde fuera, la ansiedad no se comprende del todo. Creo que no hay nadie que no la haya sufrido, que pueda entender lo que se nos pasa por la cabeza, pero en el momento es frustrante que alguien que te quiere no pueda entender la reticencia que tenemos a hacer algunas cosas.

Además, para mi tratar de explicar esa situación en concreto con palabras es muy dificil. Ni yo misma consigo comprender porqué no tengo ganas, pero no sólo en el aspecto sexual, si no simplemente salir determinado día. Y más me hunde, porque veo que me queda mucho camino por recorrer.

Lo peor es tener las rachas buenas, pensar que se está dejando la ansiedad atrás y que la vida vuelve a ser más o menos como la de antes (no del todo, no creo que nunca vuelva a ser la misma tras pasar por esto.. pero no es algo negativo, todo lo contrario desde mi punto de vista), y de un día para otro, volver a caer sin ningún motivo aparente.

Anoche mismo, todo iba bien. Empezaba a pensar que por fin había logrado controlar los pensamientos negativos, deshacerme de ellos o en su defecto, dejarlos pasar y encontrarme bien en pocos minutos.. pero esta vez no pude, y tuve que recurrir a un diazepan. Pero bueno, hoy estoy mejor y trato de buscar el motivo de este brote.. creo que ya entendí a qué fue debido, entonces podré trabajar en ello y evitar que me pase en otra situación del estilo.
Si tu crees que ya sabes de que viene, cura la ansiedad desde hay. Y no, posiblemente no serás la misma, pero serás alguien más fuerte mentalmente y que ha aprendido muchas cosas al haber pasado por esto. Muchos ánimos Eulora, y verás como mejor.