• Inicio

  • Esta es la página índice del foro
Relata tu experiencia con la ansiedad

Moderadores: LuisCortes, Rampage

 #6585  por ohmaknae
 Mar, 12 Ago 2014, 18:53
Si me hubieran dicho hace unos meses que iba a acabar escribiendo en un foro así, no me lo habría creído. Pero aquí estoy... supongo que tengo que empezar por el principio.

Me llamo Marta, y tengo 16 años. Pocos, supongo... Mi pesadilla empezó hace escasos meses, pero ha crecido tanto que ahora no consigo recordar cómo era mi vida antes de esto. Siempre he sido hipocondríaca, desde pequeña. Pero a niveles controlados, claro. Cuando alguna enfermedad salía nombrada en la televisión, yo preguntaba a mis padres qué era, y si yo podía tenerla. Ellos siempre me contestaban que los niños no podían tener esas enfermedades... dulce inocencia.

Hace poco más de un año, empecé a tener unos dolores en la cabeza, o más bien molestias, que se producían a diario. Al principio no las di importancia, pero cuando noté que no desaparecían comencé a preocuparme. Y acabé cometiendo el mayor error de mi vida, busqué en Internet. Supongo que ya os imaginaréis el panorama: desde una migraña, hasta un tumor cerebral. Mi mente se fue automáticamente a lo peor. Le hablé a mi madre de los dolores, pero omití mis miedos. Finalmente fuimos al neurólogo, y después de hacerme algunas pruebas físicas y de revisarme, no encontró nada anormal en mí, y lo dejó en migraña y tensión. El verano transcurrió más o menos normal, los dolores de cabeza aparecían con menos frecuencia que antes, lo que fue un alivio para mí. Pero no desaparecieron, ni mucho menos.

Mi verdadero martirio empezó hace tres meses más o menos. Mi familia y yo íbamos en coche al tanatorio, ya que había fallecido una amiga de la familia, ya bastante mayor. Yo estaba bien, afectada por aquello, pero no me sentía especialmente mal. Hasta que comencé a experimentar una presión en el pecho, justo en el lado izquierdo, que se convirtió en dolor. Me empezó a faltar el aire, las manos me sudaban y me temblaban. Juro, que pensé que me moría. Pero, extrañamente, no dije absolutamente nada. Me quedé inmóvil en mi sitio del coche, sin abrir la boca hasta que llegamos al tanatorio y bajamos. Seguía encontrándome mal, pero afortunadamente había desaparecido el dolor. Le dije a mi madre que estaba nerviosa, y ella en seguida lo dijo: ansiedad. Era la primera vez que la tenía, y no sabía lo que era sentirla. Estuve toda esa tarde con una extraña sensación dentro de mí.

La segunda vez fue un par de días después, por la noche. Empecé a sentirme algo mal cuando estaba cenando, y perdí el apetito. Ya estaba en mi habitación, cuando empecé a sentir que el aire me faltaba. Tenía un nudo en la boca del estómago, y todo era... extraño. En seguida bajé al salón donde estaba mi familia, y al ver que no se me pasaba el susto, me bajaron al ambulatorio a las dos de la mañana. El médico me observó y dijo que estaba perfectamente, que había sido un ataque de ansiedad, otra vez.

Y maldita sea la ansiedad. Desde entonces, mi calvario no me ha dejado. Ni siquiera recuerdo cómo he llegado a este punto. Hace un mes que acabé contándole a mis padres el por qué de mis ataques de ansiedad, que ellos desconocían. Nunca le había contado a nadie mis problemas de hipocondría, ni a ellos. Ni siquiera yo sabía qué ese miedo que sentía tenía un nombre. Acabé yendo a un psicólogo, cosa que pensé que me ayudaría. Pero, al contrario, salí bastante decepcionada. Me dijo, básicamente, lo mismo que todo el mundo ya me había dicho, y que yo ya sabía. Que está en mi mente, que no es real. Me dijo que volviera en octubre, y se acabó. No me sentí distinta ni convencida en absoluto.

Desde entonces, he visitado miles de páginas en internet, conozco perfectamente todos los síntomas de cada una una de las enfermedades que hay. He llegado a pensar que tenía cáncer de casi todas las clases, que estaba a punto de sufrir un infarto, un derrame cerebral, cualquier cosa. Todos los días me levanto pensando que me voy a morir, con palpitaciones. Mi mano siempre está en mi muñeca, tomando el pulso. Siempre. Los dolores de cabeza vuelven a ser casi diarios, todos los días siento que me falta el aire. Me siento cansada, sin fuerzas, todo me cuesta. Todo me da miedo. Tengo sensaciones extrañas por todo el cuerpo, dolores, molestias. Siempre estoy mirándome, observando y analizando cada una de esas sensaciones, sin descansar. Me acuesto con el corazón a mil por hora. Yo siempre he dormido bien y sin problema alguno, pero ahora me cuesta mucho pegar ojo. A veces me levanto por las noches, y ahí está otra vez. El miedo me consume, puede conmigo. A veces, pienso que todo está en mi mente, que no existe. Pero otras veces, pienso que de verdad mis dolores, mis miedos son reales, que de verdad hay algo dentro de mí que me está matando poco a poco, o que lo hará de repente. No puedo evitarlo: al fin y al cabo, no me han llegado a hacer ninguna prueba médica, y la posibilidad de que haya algo más que ansiedad me provoca aún más miedo. Una espiral.

Mis padres insisten en que les cuente todo lo que me pasa, y a veces lo intento. Pero siento que acabo hartándoles, que me vuelvo demasiado pesada. Supongo que es así. Ahora ya simplemente me callo. Últimamente he estado notando que mi frecuencia cardíaca en reposo es bastante más alta de lo que debería... suele rondar las 100 pulsaciones por minuto, o un poco más. Me preocupa bastante... estoy todo el maldito rato tomándome el pulso.

Y supongo que estoy aquí porque necesito desahogarme, y soltar un poco de todo lo que me está comiendo por dentro estos meses. Pienso que, en realidad, no llevo tanto tiempo así, y me asusta el ver lo que ha hecho conmigo la hipocondría y la ansiedad en tan poco tiempo. No quiero dejar que esto me acabe consumiendo... el simple pensamiento de la muerte me estremece. Sea por enfermedad, por accidente, o incluso por causas naturales... simplemente, no puedo.

Y me he extendido demasiado, pero bueno... gracias a todos los que hayan leído esto, de verdad.
 #6600  por Jessica2010
 Mié, 13 Ago 2014, 20:29
Hola! Tranquila, esto no es para siempre vale? Es lo q tienes q pensar, yo empece hace 11 años von crisis de ansiedad, hipocondria y depresion, ahora tengo 30 años, tambien tenia panico a la muerte, y a cualquier enfermedad grave, estube asi un par de años aunq tan mal solo unos meses, ahora las crisis me dsn de muy cuando en cuando y con sintomas diferentes, ya no siento ese dolor en el pecho ni la falta de aire, ahora es mas bien sensacion de desmayo o de bajada de tension fuerte, y ahora ya no tengo miedo a la muerte, no mas q cualquier persona normal me refiero... me da miedo pensar q muero pero porq tengo una hija de casi 4 años, estamos muy unidas y me da miedo el no poder verla crecer o q ella se qyede sin su mami pero no es el miedo y esa sngustia q sentia hace 11 años. Ahora mis fobias han cambiado, aunq suene raro ya no tengo fobia a enfermedades graves, si no todo lo contrario, tengo fobia a vomitar y como consecuencia a una simple gastritis o virus de estomago... Estoy llendo a un homeopata, el mismo q consigio q dejase los ansioliticos hace 11 años, de momento acabo de empezar porq llevaba años sin sintomas, y hasta septiembre no puedo volver a consulta pero tengo esperanzas, si lo supere una vez lo puedo superar mas veces. Mucho animo y tranquila q esto no es para siempre y no estas sola! Un abrazo
 #6649  por alekzandro
 Sab, 16 Ago 2014, 08:03
Agregame a Termino Oculto es: +52 8180269978 , soy joven como tu y tengo esto de la ansiedad desde hace 6 meses y pase los peores meses de mi vida pero a pesar de eso ahora llebo un 90% de curacion de la ansiedad, tengo unos métodos caseros que te serviran de maravilla como a mi me sirvieron, un abrazo y ojala y tomes mi Termino Oculto para poder ayudarte mejor...

Saludos! ;)
 #6737  por thania orozco
 Lun, 22 Sep 2014, 15:35
ohmaknae escribió:Si me hubieran dicho hace unos meses que iba a acabar escribiendo en un foro así, no me lo habría creído. Pero aquí estoy... supongo que tengo que empezar por el principio.

Me llamo Marta, y tengo 16 años. Pocos, supongo... Mi pesadilla empezó hace escasos meses, pero ha crecido tanto que ahora no consigo recordar cómo era mi vida antes de esto. Siempre he sido hipocondríaca, desde pequeña. Pero a niveles controlados, claro. Cuando alguna enfermedad salía nombrada en la televisión, yo preguntaba a mis padres qué era, y si yo podía tenerla. Ellos siempre me contestaban que los niños no podían tener esas enfermedades... dulce inocencia.

Hace poco más de un año, empecé a tener unos dolores en la cabeza, o más bien molestias, que se producían a diario. Al principio no las di importancia, pero cuando noté que no desaparecían comencé a preocuparme. Y acabé cometiendo el mayor error de mi vida, busqué en Internet. Supongo que ya os imaginaréis el panorama: desde una migraña, hasta un tumor cerebral. Mi mente se fue automáticamente a lo peor. Le hablé a mi madre de los dolores, pero omití mis miedos. Finalmente fuimos al neurólogo, y después de hacerme algunas pruebas físicas y de revisarme, no encontró nada anormal en mí, y lo dejó en migraña y tensión. El verano transcurrió más o menos normal, los dolores de cabeza aparecían con menos frecuencia que antes, lo que fue un alivio para mí. Pero no desaparecieron, ni mucho menos.

Mi verdadero martirio empezó hace tres meses más o menos. Mi familia y yo íbamos en coche al tanatorio, ya que había fallecido una amiga de la familia, ya bastante mayor. Yo estaba bien, afectada por aquello, pero no me sentía especialmente mal. Hasta que comencé a experimentar una presión en el pecho, justo en el lado izquierdo, que se convirtió en dolor. Me empezó a faltar el aire, las manos me sudaban y me temblaban. Juro, que pensé que me moría. Pero, extrañamente, no dije absolutamente nada. Me quedé inmóvil en mi sitio del coche, sin abrir la boca hasta que llegamos al tanatorio y bajamos. Seguía encontrándome mal, pero afortunadamente había desaparecido el dolor. Le dije a mi madre que estaba nerviosa, y ella en seguida lo dijo: ansiedad. Era la primera vez que la tenía, y no sabía lo que era sentirla. Estuve toda esa tarde con una extraña sensación dentro de mí.

La segunda vez fue un par de días después, por la noche. Empecé a sentirme algo mal cuando estaba cenando, y perdí el apetito. Ya estaba en mi habitación, cuando empecé a sentir que el aire me faltaba. Tenía un nudo en la boca del estómago, y todo era... extraño. En seguida bajé al salón donde estaba mi familia, y al ver que no se me pasaba el susto, me bajaron al ambulatorio a las dos de la mañana. El médico me observó y dijo que estaba perfectamente, que había sido un ataque de ansiedad, otra vez.

Y maldita sea la ansiedad. Desde entonces, mi calvario no me ha dejado. Ni siquiera recuerdo cómo he llegado a este punto. Hace un mes que acabé contándole a mis padres el por qué de mis ataques de ansiedad, que ellos desconocían. Nunca le había contado a nadie mis problemas de hipocondría, ni a ellos. Ni siquiera yo sabía qué ese miedo que sentía tenía un nombre. Acabé yendo a un psicólogo, cosa que pensé que me ayudaría. Pero, al contrario, salí bastante decepcionada. Me dijo, básicamente, lo mismo que todo el mundo ya me había dicho, y que yo ya sabía. Que está en mi mente, que no es real. Me dijo que volviera en octubre, y se acabó. No me sentí distinta ni convencida en absoluto.

Desde entonces, he visitado miles de páginas en internet, conozco perfectamente todos los síntomas de cada una una de las enfermedades que hay. He llegado a pensar que tenía cáncer de casi todas las clases, que estaba a punto de sufrir un infarto, un derrame cerebral, cualquier cosa. Todos los días me levanto pensando que me voy a morir, con palpitaciones. Mi mano siempre está en mi muñeca, tomando el pulso. Siempre. Los dolores de cabeza vuelven a ser casi diarios, todos los días siento que me falta el aire. Me siento cansada, sin fuerzas, todo me cuesta. Todo me da miedo. Tengo sensaciones extrañas por todo el cuerpo, dolores, molestias. Siempre estoy mirándome, observando y analizando cada una de esas sensaciones, sin descansar. Me acuesto con el corazón a mil por hora. Yo siempre he dormido bien y sin problema alguno, pero ahora me cuesta mucho pegar ojo. A veces me levanto por las noches, y ahí está otra vez. El miedo me consume, puede conmigo. A veces, pienso que todo está en mi mente, que no existe. Pero otras veces, pienso que de verdad mis dolores, mis miedos son reales, que de verdad hay algo dentro de mí que me está matando poco a poco, o que lo hará de repente. No puedo evitarlo: al fin y al cabo, no me han llegado a hacer ninguna prueba médica, y la posibilidad de que haya algo más que ansiedad me provoca aún más miedo. Una espiral.

Mis padres insisten en que les cuente todo lo que me pasa, y a veces lo intento. Pero siento que acabo hartándoles, que me vuelvo demasiado pesada. Supongo que es así. Ahora ya simplemente me callo. Últimamente he estado notando que mi frecuencia cardíaca en reposo es bastante más alta de lo que debería... suele rondar las 100 pulsaciones por minuto, o un poco más. Me preocupa bastante... estoy todo el maldito rato tomándome el pulso.

Y supongo que estoy aquí porque necesito desahogarme, y soltar un poco de todo lo que me está comiendo por dentro estos meses. Pienso que, en realidad, no llevo tanto tiempo así, y me asusta el ver lo que ha hecho conmigo la hipocondría y la ansiedad en tan poco tiempo. No quiero dejar que esto me acabe consumiendo... el simple pensamiento de la muerte me estremece. Sea por enfermedad, por accidente, o incluso por causas naturales... simplemente, no puedo.

Y me he extendido demasiado, pero bueno... gracias a todos los que hayan leído esto, de verdad.
 #8757  por aerenor
 Mar, 27 Ene 2015, 14:18
Hola Marta, tengo 23 años y a mi me pasa algo muy parecido a lo tuyo.. me gustaría ponerme en contacto contigo a ver como has ido evolucionando estos meses, espero que estés memejor. Como puedo escribirte a ti personalmente?
 #8777  por adru1411
 Vie, 01 Abr 2016, 15:01
Yo padezco lo mismo cada vez me aparecen síntomas nuevos tengo todos los análisis hechos electro tiroides glucemia orina completo presión arterial normal.el cardiologo sólo me dio vitaminas y le pregunte debo ver un neurólogo o un si colocó y dijo no hace falta .miedo a morir todo el día pienso en eso leí en Internet que el dolor de tobillos y muñecas era de infarto y me dio un ataque de pánico terrible y a partir de ese día todos los días me duele el pie y las muñecas me siento cansada sin ganas de nada y tengo 43 años deje de jugar hockey y cesto Ball por que tengo miedo a la muerte si bota ayúdenme que puedo hacer a donde tengo que ir
Última reactivación por doccumes22 en Vie, 01 Abr 2016, 15:01