• Inicio

  • Esta es la página índice del foro
Relata tu experiencia con la ansiedad

Moderadores: LuisCortes, Rampage

 #47032  por TEMu
 Vie, 19 Abr 2019, 17:00
Empezó en septiembre con el inicio del nuevo curso, al poco de empezar sufrí un desmayo, en ese momento no le presté más atención porque ya lo había sufrido antes pero sin desvanecimiento y llevaba días con molestias de tripa (y podían ser los nervios ya que llevaba tiempo sin estudiar y la incógnita de encajar y encontrar amistades o no), al día siguiente me acerqué al médico y me dijo que fue una gastroenteritis y tomase reposo. Buscando en internet puedo saber que fue un sincope vasovagal pues los síntomas son los mismos. A la semana siguiente a mi padre le diagnosticaron cáncer y el mundo se me echó encima. Bien, pues un día de camino a clase volví a sentir los síntomas de síncope en un autobús muy cargado y lo relacioné a eso, no hubo desvanecimiento pues conseguí tranquilizarme. En ese entonces me dio por comer con ansiedad incluso sin hambre. Pero sin duda, empezó en vacaciones de navidad. Empecé a sentir distintos síntomas, un dolor extraño en el brazo izquierdo, sensación de pies fríos y parestesia como debilidad en extremidades, sensación de mareo. La sensación de síncope seguía ahí, y en la misma semana de regresar a las clases, me empecé a encontrar mal pero fui a la de cabecera y simplemente me dijo que era un virus. En ese momento pedí una analítica de sangre y empecé con lo que parecía una infección de orina que finalmente no fue nada, con dolores y molestias en la zona baja de la espalda. La analítica bien también. Había días que tenía sensación de mareo y malestar ademas de otros síntomas. Me sentía muy nerviosa, despistada, inquieta e irritante. Se juntó además que mi abuela ingresó y los síntomas vinieron más fuertes y aparecieron nuevos como falta de aire y taquicardia. Decidí ir a la de cabecera y me mandase algo para los nervios puesto que en 2014 fui diagnosticada de ansiedad después de unos largos meses con sensación de ahogo y pruebas. Me recetó lo que tomé entonces y los primeros días bien. Pasado un tiempo empecé a tener problemas para dormir y me ajustaron la medicación. En ese momento la enfermedad de mi padre terminó de empeorar y la sensación de síncope seguía ahí como a la hora de salir de casa o bajarme del autobús camino a verle al hospital. Los días antes a su fallecimiento fueron una pesadilla, días enteros en el hospital sabiendo que en cualquier momento pasaría y todo lo que conllevó. La sensación de malestar como náuseas y diarrea como de mareo incrementaron. Ya fue cuando todo se desbordó y el miedo a que me pase algo a mí o a mi madre como a cualquier familiar con los que vivo me atormenta. La ansiedad no hizo más que empeorar; falta de apetito, náuseas, diarrea, aire en el estómago, sensación de mareo y despiste, cabeza cargada, taquicardia, sensación de ahogo, parestesia en manos y pies, cosquilleo en cuero cabelludo, debilidad en extremidades, temblores en piernas, sensación de presión en el pecho, sensación de calor, boca seca, bruxismo, problemas para dormir como levantarme a media noche mareada y con una presión en la zona de detrás de la cabeza o con una sensación de frío en la cabeza, miedo a salir a la calle. Después de esa semana regresé a clase y fue una odisea... temblores y taquicardia al levantarme, temblores en las piernas, como estando allí, una sensación de frío me agarra la nuca, espalda y cabeza y después de las tres primeras horas, siento como si desconectase de todo lo que me rodea, también una sensación de no ser capaz de mantenerme de pie y para lo que estudio, es esencial. He vuelto a la de cabecera dos veces desde entonces y estoy con un antidepresivo y me han ajustado la lorazepam que es la que me estaba tomando y esta última vez, me han mandado para por la noche lyrica. Si noto que duerma mejor, pero los días se me hacen insoportables y cada vez es un síntoma nuevo, ahora la visión me la noto muy cargada, me cuesta enfocar e incluso siento que me duelen los ojos y esa zona de la cabeza. También tengo muy cargada la espalda y cuello. Mi miedo es que en este tiempo salvo las analíticas, no me han hecho otras pruebas y tampoco le dan más importancia, y, como digo, mi miedo a que me pase algo más por mí, por mi madre que es la que ha pasado la enfermedad con mi padre y no lo soportaría, o a mi familia no hace más que dar vueltas en mi cabeza y me causa temor. Han sido unos meses muy difíciles, con muchos cambios en mi vida, llegada de personas y la pérdida de mi padre, y simplemente me siento desbordada teniendo en cuenta que además, siempre me han dado pánico los cambios. Ahora tengo cita en el endocrino pedida por mí para revisión de un quiste epineal que me encontraron de pequeña y que desde entonces me causa preocupación.

Añado, tengo 21 años y llevo años arrastrando una fobia social no diagnosticada e hipocondría.
Última edición por TEMu el Lun, 22 Abr 2019, 17:36, editado 2 veces en total.
 #47038  por Joy
 Sab, 20 Abr 2019, 10:55
Hola Temu. Pues está claro que necesitas una temporada de descanso físico y mental. Con todo lo que has vivido es normal que estés así, además solo tienes 21 años y no estabas preparada para todo lo que se te vino encima de repente. Aparte de seguir con la medicación que te fue recetada, deberías dejar las clases un tiempo y descansar, acude a un psicólogo para que te ayude a aceptar tu nueva situación y recuperarte. Viene muy bien escribir en un diario todo lo que sientes.
No te sientas frustrada ni fracasada, la vida nos da a todos palos. Vete a pocos y sobre todo descansa física y mentalmente y poco a poco te irás sintiendo mejor.