• Inicio

  • Esta es la página índice del foro
Advertisement
Ataquesdepanico
Para todas aquellas personas que sufran ataques de ansiedad o ataques de pánico.
Este foro tratará todos esos aspectos relacionados

Moderadores: LuisCortes, Rampage

 #47580  por EvaVallejo
 Mar, 04 Jun 2019, 13:55
Si sufres ataques de pánico es más que probable que hayas desarrollado miedo a la ansiedad. ¿Por qué es importante? A menudo es el propio miedo a padecer ansiedad el que genera los ataques de pánico.

Tengo un ataque de ansiedad => Tengo miedo a que se repita => El miedo me genera otro ataque de pánico => El ataque me genera más miedo =>...

Aviso para el navegante: si padeces ataques de pánico, podría ser que al leer el siguiente apartado, se te activen algunas respuestas de ansiedad, lo que, en algunos pocos casos, pueda llevar a un ataque de pánico... En él describo como se siente un típico ataque y los primeros miedos asociados. Para muchos de mis pacientes con trastornos de pánico leer, escuchar o recibir cualquier tipo de información sobre este tipo de descripciones, les activa sus respuestas de ansiedad pudiendo generarles ataques de pánico.

Se trata de miedo a los ataques de ansiedad, y su sola descripción, puede evocar en tu cabeza todo aquello que tratas de evitar.

Pero rechazar estos pensamientos y evitarlos es justo lo que alimenta el miedo a la ansiedad. Te recomiendo leer todo el artículo, pero si crees que todavía no estás preparado quizás prefieras saltarte este punto y volver a leerlo en otro momento. En cualquier caso, el contenido de este apartado te va a resultar familiar...

El primer ataque de Ansiedad. El inicio del miedo

Un mal día, tienes tu primer ataque de ansiedad debido a una situación estresante.

Al principio no sabes de que se trata, ni que te está pasando. Tu corazón empieza a ir a mil, y comienzas a escuchar los latidos en tus oídos a un volumen creciente. PUM, PUM... Te sientes entumecido, y un hormigueo extraño aparece en tu pecho, o incluso peor sientes dolor en el pecho. PUM, PUM... Sientes que el aire no entra en tus pulmones y tratas de respirar pero no puedes...

Tratas de calmarte, y nuevamente tratas de respirar más hondo. Tampoco funciona. A pesar de tus esfuerzos sientes que nada de aire está entrando en tus pulmones, respiras más y más rápido…

Entonces te preguntas ¿ha llegado el final? ¿Así? ¿Ahora? ¿Tan pronto? Parece que la muerte ha venido a buscarte, o al menos eso es lo que piensas... otra alternativa sería pensar que te estás volviendo loc@, que de esta, direct@ al psiquiátrico…. También hay un gran número de personas que piensan, que va a perder el control de sus actos y terminar haciendo cosas que no quieren, como saltar por una ventana…

Tratas de huir, pero no hay lugar donde esconderte. Todo está en tu cuerpo y en tu mente, y aunque buscas algún lugar donde sentirte más tranquil@, las sensaciones físicas y mentales vienen contigo.

Incluso si sabes que existe algo llamado ataque de ansiedad, que no es lo habitual, no puedes evitar preguntarte si ha llegado tu hora.

¿Me estoy muriendo? ¿Me está dando un ataque al corazón? ¿Una embolia? ¿Una apoplejía? ¿Me estoy volviendo loco? ¿Voy a perder el control? ¿Qué **** está me está pasado?

Y una vez que acaba el ataque de ansiedad, empieza el miedo a que se repita...

Los siguientes ataques de pánico

Lamentablemente todos estos miedos han venido para quedarse. A medida que pasan los días, es el miedo a que un ataque se repita lo que activa la respuesta físiológica y mental sin que exista un peligro real, ni situación objetiva que lo genere.

Es habitual desarrollar temor a perder el control, a volverte loco, a morir por un ataque de ansiedad o confundir los ataques de pánico con un problema de corazón. En este sentido, algunas personas pueden desarrollar miedos asociados a estímulos que le recuerden la posibilidad de tener una crisis, como por ejemplo desarrollar una fobia a cualquier aparato de medir pulsaciones, la tensión, o incluso a ver un corazón de san Valentín.

Recuerdo un paciente con trastorno de pánico y miedo a tener un infarto, que me preguntó si me había dado cuenta de que en las películas, cuando quieren crear tensión incluyen en la escena el sonido de latidos del corazón. Yo ni me había dado cuenta, pero él... en seguida tenía que apagar la tele, y ni así evitaba tener un ataque de pánico.

Otros temores típicos son a hacer el ridículo delante de los demás o a que los demás te menosprecien por tu problema de ansiedad.

Aunque los miedos son de todo tipo... puede que estés en el parque con tus hijos pequeños y acuda a tu mente el temor de tener un ataque de pánico, que no puedas cuidar/vigilar a tus hijos.

Si la persona no acude a un centro de salud, pueden pasar meses o años antes de que sepa que le está pasando, lo que sólo consigue aumentar sus miedos. Pero incluso si alguien te explica enseguida que no es peligroso, que sólo se trata de una crisis de pánico, lo normal es que tu mente racional asienta, pero que en lo más hondo de tu ser sigas pensando que algo malo pasa contigo y que el siguiente ataque de ansiedad puede ser el definitivo.

Así, el primer ataque se origina por ansiedad, pero a partir de aquí es el propio miedo a tener ansiedad y a que el ataque se repita lo que provoca las crisis.

Autochequeo. Anticipando la ansiedad

Te levantas por la mañana un día normal. Es un buen día, pero de repente aparece en tu cabeza el germen de la duda... ¿Estará todo bien? Comienzas a chequear tu cuerpo en busca de señales de ansiedad, y todo parece correcto, pero a los pocos segundos vuelves a chequear tu cuerpo, sólo por precaución…

Al pensar en la zona del pecho, comienzas a sentir un pequeño hormigueo. ¿Será esta la primera señal de que voy a tener un ataque? ¿Y si no puedo evitarlo? ¿Y si me da un ataque mientras conduzco y me quedó paralizado y tengo un accidente mortal? ¿Y si me da un ataque delante de mis compañeros de trabajo y hago el ridículo? Y la lista de "Y si..." continua...

Con este tipo de pensamientos estás llamando a la puerta de un nuevo ataque de pánico, que de otro modo probablemente no se hubiera dado.

Las personas con trastorno de pánico están continuamente pendientes de sus sensaciones corporales y malinterpretan sensaciones físicas inofensivas como si fueran una amenaza real. ¿Te reconoces? ¿Sueles estar atento a tus sensaciones corporales en busca de un posible ataque de ansiedad?

Es importante romper con este tipo de rutinas de autochequeo cuanto antes, ya que en gran parte son el origen del trastorno de pánico.

También hay que romper con el pensamiento continuo de ¿y si me da un ataque de pánico mientras XXX?, ¿y si me da ahora mientras hablo con mi familia y se dan cuenta? No se trata de negar estos pensamientos, ya que sólo conseguirías darles fuerza, sino de aceptarlos y dejarlos marchar...

Evitación del miedo. Camino a la agorafobia

Por otro lado empiezas a evitar las situaciones y lugares donde has tenido un ataque de ansiedad o donde crees que podrías tenerlo.

Evitar una situación puede parecer que sortea el problema, al menos al principio, pero pronto agrava el problema. La evitación es otro de esos focos importantes para la ansiedad. Cuantas más cosas evites por miedo a la ansiedad, más se agrava la ansiedad.

Y, en algunos casos, se empieza a sufrir de agorafobia. Poco a poco comienzas a evitar más y más lugares hasta que sólo consideras tu casa como un lugar seguro libre de ataques y siempre que puedes evitas salir a la calle.

Aunque claro, hay lugares que no puedes evitar... En el trabajo cada minuto es una tortura, tu cabeza no para de pensar que pasaría si tuvieras un ataque de pánico y no paras de sufrir.

¿Todavía no te has dado cuenta? Es peor el miedo a tener un ataque de pánico que el ataque en si mismo…

Un ataque dura entre 10 y 30 minutos, pero el miedo y la anticipación del miedo pueden acompañarte todo el día....

Como acabar con el miedo a la ansiedad

Quizás te sorprendas de repente con pensamientos del tipo "Me está dando un chungo, me estoy muriendo!" O cualquier otra variante del tipo "si la cajera tarda un poco más me va a dar un ataque, tengo que salir corriendo del super".

Primero ten en cuenta que tú no eres todo lo que piensas, y no tienes porque creerte todos los pensamientos que pasan por tu cabeza. Muchos de ellos no se acercan mínimamente a la realidad. A menudo nuestros pensamientos son sólo una reacción aprendida que deberíamos modificar por pensamientos más realistas y adecuados.

Date cuenta que tu cabeza ha sido diseñada por la evolución para que se pase el día resolviendo y anticipando problemas, pero cuando no hay nada que resolver, sigue funcionando y generando ella misma los problemas...

Acabar con el miedo es la clave para superar la ansiedad. Exponerte poco a poco a tus miedos. Aprender técnicas de relajación. Puedes probar la relajación muscular progresiva de Jacobson, técnicas de respiración abdominal, mindfulness, etc.

Y sobretodo aprender a cambiar tus patrones aprendidos que te llevan siempre a tener miedo a la ansiedad y a provocar tú mismo a los ataques de pánico.

Si siempre respondes del mismo modo a la ansiedad y no funciona, ¿por qué debería ser distinto la próxima vez? Prueba algo distinto, canta baila, sonrie...

Deja de evitar las situaciones que te generan ansiedad, y sobretodo deja de hacer autochequos. Ambas conductas sólo te conducen hacia un camino de ansiedad y sufrimiento.

Podría extenderme bastante más y darte más pautas para superar la ansiedad, pero sinceramente creo que el mejor consejo que puedo darte, es que si pasan los meses y no eres capaz de solucionar el problema de ansiedad por ti mismo, no tiene sentido seguir sufriendo. Busca la ayuda de un profesional.

Un psicólogo con experiencia en ansiedad puede ahorrarte muchas horas, días y años de sufrimiento y guiarte en la dirección correcta, directo a superar tu miedo a la ansiedad y los ataques de pánico, adecuando una terapia a tu caso concreto, y dándote las pautas necesarias, en el orden de dificultad óptimo para conseguir tu objetivo: dejar atrás la ansiedad.